El sábado pasado la directiva de la Fundación tuvo una sesión de coaching de equipos.

Fue posible gracias a Jesús y Mario. Mario es un compañero de trabajo y Jesús es un buen amigo suyo. Pero lo que de verdad les une es su corazón.

Un equipo directivo de una fundación tiene un motor fundamental para trabajar, sus hijos y sus familias. Pero por encima de la pasión hay que poner técnica y formación. Mario me propuso hace tiempo el dedicarnos una sesión que nos permitiera conocernos más y poder mejorar como equipo.

Fue un regalo invalorable para nosotros.

Ha sido una suerte para nosotros el haberos encontrado. Habéis conseguido ayudarnos sólo en unas horas y tengo la impresión de que va a costar separarnos.

Es una suerte encontrarse con gente que es capaz de ver todos los colores del mar.

Gracias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s