Todo empezó en la maratón de Madrid. Tuve el enorme privilegio de estar rodeado por un montón de amigos que empezamos la aventura de intentar recaudar 5.000€ para la Fundación Síndrome de Dravet. El dinero iría destinado a costear test genéticos para poder diagnosticar niños en cualquier parte del mundo. Niños que no tienen un diagnóstico disponible en su país.

La maratón fue una carrera hermosa. Dura y bella. Sentí unas emociones increíbles, me sentí arropado por todos los que corrimos juntos, buscando la misma meta. Uno de los mejores días de mi vida y el mejor como corredor.

Conseguimos recaudar 3.255€. Parecía una buena cifra, con eso haríamos 32 test genéticos, que no está nada mal.

Y al día siguiente apareció Jesús, que se propuso correr tres triatlones en un mes y completar la cifra. A Jesús no le conocía de nada, simplemente tenemos un amigo común. Pero nos unen muchas cosas.

Jesús corrió el sábado el último triatlón, el Astromad. Una prueba muy dura sobre todo por el calor. Podéis leer cómo cuenta la prueba aquí.

Jesús sufrió bastante, hacía mucho calor y la bici se le atragantó. Pero me gusta mucho esta frase:

“…sigo como puedo. Pienso en el reto, en el Dravet, en que hay gente que no puede hacer esto, soy un afortunado por muchos motivos, me agarro a eso, subo el puerto con la cabeza porque las piernas no están.”

Yo sentí lo mismo en la maratón, los últimos kilómetros fueron muy duros y creo que llegué gracias a pensar que me esperaba Lucía y los niños. Hay mil razones para parar, como cuando las cosas van mal en la vida. Seguir exige sacrificio.

Jesús acaba diciendo esto “El deporte de fondo me ha enseñado que en la vida el esfuerzo tiene recompensa, y que lo inmediato no funciona“. No puedo estar más de acuerdo.

Y la recompensa ha sido doble cuando Jesús me ha dicho que ha recaudado 1.775€. Si sumamos esta cantidad a los  3.255€ nos salen 5.030€. Y con enorme satisfacción podemos decir que hemos llegado a la meta.

Muchas gracias Jose Luis por creer en la idea y empujarla cuando lo necesitaba. Gracias a todos los que me acompañasteis en la maratón, este triunfo es el vuestro. Gracias a Jesús por terminar el reto, tenemos una deuda infinita contigo.

Me gustaría dedicar este reto a Inés e Inés, dos niñas de Portugal con Síndrome de Dravet que nos dejaron este año en búsqueda de su estrella. Va por vosotras y vuestras familias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s