Hoy hace exactamente cuatro años que debutó la enfermedad de Xergio.

Era un 29 de Diciembre, yo acababa de volver de recoger la camiseta y el dorsal de la San Silvestre. Lucía estaba bañando a Xergio cuando me llamó alarmada. Al sacarle de la ducha movía los brazos y las piernas rítmicamente y no respondía. Era una convulsión. Nunca habíamos visto ninguna, pensábamos que se moría. La crisis cedió antes de que llegara el SAMUR, se lo llevaron al hospital y no salimos hasta el 5 de Enero. Asustados, sin la más remota idea de todo lo que vendría después.WP_000357

Xergio desde entonces ha pasado innumerables veces por los hospitales, ha estado cuatro veces en la UVI, le habrán pinchado cerca de mil veces, le han hecho electros, análisis, resonancias, TACs y un sinfín de pruebas. Le han atendido médicos, enfermeros y auxiliares que siempre lo han hecho con una sonrisa y dando lo mejor. Y siempre en la Sanidad Pública. También en la Sanidad Pública le hicieron el test genético que nos llevó a un diagnóstico. Y aunque el diagnóstico no era lo que queríamos oír le pudimos poner nombre a la enfermedad y a partir de entonces luchar.

Como sabéis el colectivo de profesionales sanitarios de la Comunidad de Madrid está en lucha estos días. Básicamente están en contra de introducir gestión privada en los hospitales públicos. Yo la verdad es que no sé si esa decisión es acertada o no, sería muy aventurado emitir un juicio en esa dirección ya que si no estás dentro del sistema creo que es muy difícil hacerlo. Pero estos días los profesionales que conocemos que están dentro están alarmados. El coste del test que diagnosticó a Xergio muy probablemente en estos días no se hubiera aprobado. La atención que recibió en la UVI quizás no hubiera sido la misma. El neurólogo de Xergio tiene que hacer jornadas maratonianas, los recortes se han llevado toda la ayuda en su unidad. Un drama. Si un niño empezara hoy con esta enfermedad indudablemente lo tendría todo mucho más complicado.

Esta misma semana una doctora me pedía una camiseta de Xergio para correr en la San Silvestre, bueno, más bien me pedía el dibujo para pegarlo encima de la chaquetilla del pijama de médico que usa en el hospital. Me pareció que sería un gesto bonito que yo corriera también con una chaquetilla de esas, así que me han dejado una para el lunes.

Esa San Silvestre del 2008 ha sido la única que me he perdido desde que comencé a correr en el 2002. Desde entonces todas las San Silvestres son un poco especiales ya que en la salida recuerdo esa carrera que me perdí. Pasar unas Navidades en un hospital infantil es una de las cosas más tristes que te pueden ocurrir y en la Nochevieja del 2008 le prometí a Xergio que correría al año que viene. No he fallado desde entonces.

Este año correré también apoyando al colectivo sanitario que está luchando estos días. Ellos han sido nuestros aliados en esta lucha y se merecen nuestro reconocimiento y aprecio. Poniendo un pequeño grano de arena para intentar que haya un acuerdo y que nuestros políticos y nuestros médicos se entiendan.

Por el bien de todos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s