A los pocos segundos del accidente, cuando corríamos hacia el edificio de servicios nos cruzamos con Roberto que iba corriendo hacia el accidente.

a774a5_6060628c9e1df3a803c3640bb19c4b13

Roberto es mi instructor de vuelo ahora mismo. También es el director gerente de Aerocenter, la escuela de vuelo donde he volado siempre. Aparte de un excelente piloto es un gran tipo y sinceramente el mejor instructor con el que he montado nunca, alguien al que le encanta enseñar y que tiene enormes capacidades didácticas, algo escaso en este mundillo.

Roberto nos vio y nos gritó “Meteros en el edificio”. Y eso hicimos, nos tranquilizamos, nos lavamos un poco y yo me acerqué de nuevo al accidente pero ya no le vi. Le llamé al rato pero me cortó la llamada. Le llamé el lunes y estuvimos charlando un buen rato y me contó lo que pasó después de nuestro encuentro. Me dejó impresionado y desde luego me parece un héroe por lo que hizo.

Roberto iba corriendo y pensando en el fuego. Si el fuego alcanzaba el interior del hangar de la policía podía alcanzar sus depósitos de combustible, si estos explotaban o ardían el fuego se podía propagar a los depósitos de CLH que abastecen a todo el aeropuerto. Si esto hubiera pasado creo que todos habríamos volado por los aires. En el camino al siniestro Roberto pasó por las instalaciones de CLH y cogió un extintor. Llegó al hangar de la policía y con otros empujó la puerta para acceder al interior, que estaba lleno de humo y en llamas. Me dijo que agotaron una docena de extintores apagando el fuego ya que los bomberos no llegaban. Aprovecharon para ayudar a los policías que estaban bien heridos o bien conmocionados. Cuando vieron que habían controlado el fuego salieron fuera donde el SAMUR les tuvo que atender por intoxicación con humo.

Me imagino qué es lo que hizo a Roberto dejar a su hija, salir de la oficina y jugarse literalmente la vida. Conociéndole me imagino que las ganas de ayudar y su generosidad. Igual que otros héroes anónimos de ese día que son capaces de dejarlo todo y arriesgar su vida por otros, por nosotros.

Y eso es algo que me parece admirable.

Gracias Roberto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s