Hoy es el cumpleaños de mi amigo Fernando. Y no es un cumpleaños normal. Cumple 50 años.

Fernando es uno de esos amigos a los que creo que los superpoderes de Xergio nos han acercado. ¡Y de qué forma! Esta tarde estaba intentando hacer memoria sobre cuándo empezó nuestra amistad pero no puedo hacerlo con facilidad. Recuerdo que hace años nos fuimos a comer juntos un día de trabajo y ahí empezó todo. Él luego se interesó por Xergio y sus superpoderes, hablamos sobre nuestros primeros pinitos como corredores y empezamos a correr juntos en una carrera. Después han sido muchas carreras juntos, y no sólo las carreras sino todos los entrenos, rodajes, series y demás aventuras deportivas. Hemos hecho juntos viajes, barbacoas, cenas, risas y alguna que otra lágrima.

Podría llenar varias páginas diciendo de cómo es Fernando, un verdadero amigo de sus amigos, generoso como nadie. Pero sólo os diré una cosa, Fernando es de esas personas que cuando las cosas se te tuercen en la vida quieres que esté a tu lado. Si él está alrededor todo es más sencillo.

En este video podéis ver muchas fotos de todos estos años corriendo juntos. En la mitad del vídeo podéis ver fotos de la primera maratón que hice, la maratón de Madrid de 2012. Hay una foto en la que salen él y mi hermano en los últimos kilómetros antes de meta. Yo estaba completamente fundido pero mi hermano y él tiraron de mí en esos kilómetros que para los maratonianos se estiran como un chicle. Esta foto corriendo con tus amigos simboliza perfectamente lo que es una carrera de larga distancia. El cuerpo te pide parar y necesitas gente a tu lado que te diga que hay que seguir adelante, que no te detengas.

Fernando intentó hacer la maratón en el 2013 pero una lesión le hizo abandonar. El año pasado volvió a intentar terminar una maratón en Madrid. Yo terminé la carrera y no sabía si él había acabado. Le llamaba pero no respondía y cuando por fin pude hablar con él me dijo: “Lo he conseguido”. Me gustaría haberme quedado para darle un abrazo pero se hacía tarde y Sergio necesitaba su siesta así que nos fuimos hacia el coche. Pero el destino quiso que nos encontrásemos de causalidad en el camino. Todavía recuerdo el abrazo que nos dimos al vernos.

La semana pasada ha sido especialmente dura para Fernando. Y con este pequeño regalo me gustaría decirle que es un privilegio tenerle como amigo y que no hay que parar y seguir adelante.

¡Felicidades amigo mío!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s